¿Qué es la experiencia del candidato?

Podría definirse como el sentimiento o la sensación que tiene un candidato por el trato recibido por la empresa a lo largo del proceso de selección. Esto incluye desde que éste ve la oferta hasta su incorporación (o no) en el proceso.
Trabajando la experiencia al candidato conseguimos mejorar la imagen positiva de la empresa y por tanto atraeremos más talento a la organización.
Aumentaremos la motivación e interés por trabajar con nuestra marca.
Aunque el candidato no sea la persona seleccionada, es indispensable que tenga una buena impresión sobre la empresa y el trato recibido, además el día de mañana puede ser cliente y hay que cuidarlo.
Además, podemos llegar a conseguir que las personas recién incorporadas, se identifique y comprometan antes con la organización.

 

Tips para mejorar la experiencia del candidato

El paradigma de selección está cambiando y cada vez más candidatos son los que eligen la empresa en la que quiere trabajar. Por eso es muy importante cuidar la marca empleadora o employer branding de la empresa, pero ¿cómo podemos hacerlo?

1. Cuidemos la imagen a través de las Redes Sociales y otros canales de comunicación. Ya que en muchas ocasiones, una persona descontenta, puede dar malas referencias en su entorno y publicarlo también en diferentes medios y canales, por eso es muy recomendable controlar y responder a todos los comentarios e intentar reforzar aquellos que sean positivos. Podemos incluso apoyarnos de testimonios de clientes, empleados u otras personas o ámbitos relacionados estrechamente con la Organización.

2. Personalicemos la web de la empresa, que conozcan los profesionales que trabajan dentro de la Organización. Compartamos los valores de la empresa y los beneficios que tiene trabajar en ella, utilizando mensajes y contenidos atractivos.

3. Facilitemos y agilicemos la forma de insertar el cv en las diferentes ofertas de empleo. La solicitud debe ser fácilmente accesible y no requerir demasiado esfuerzo y sobre todo que esté adaptado al móvil porque cada día más personas lo gestionan directamente a través de este dispositivo.

4. Mantengamos informados a los candidatos. Cualquier noticia sobre el proceso y sobre todo que no sientan que su candidatura ha quedado en el olvido. Darles Feedback desde el momento que se inscriben hasta que se ha tomado la decisión. Y sobre todo, cuando nos comuniquemos con ellos lo hagamos personalizando el mensaje.
La relación entre empresa y candidatos cada vez es más bidireccional y al igual que la empresa puede solicitar referencias de la persona; éstas también pueden pedir información o buscar en internet comentarios de otras personas para saber el tipo de Organización a la que está optando a entrar.

 

Fases de la experiencia del candidato

Estamos atrayendo talento incluso antes de publicar una oferta de empleo (con las redes, blogs y la propia web.
Cuando publicamos un anuncio en los diferentes portales, debemos ser muy claro con las funciones y responsabilidades que conlleva al puesto así como los requisitos. De esta manera, dando una información clara, directa y transparente, los candidatos podrán disponer de mayor información para analizar si encajan en el proyecto y si éste les interesa; además los seleccionadores podremos realizar un reclutamiento más eficiente con candidaturas que realmente se ajustan al perfil solicitado.

Es fundamental dar un feedback ágil a los participantes, desde siguientes fases, plazos e incluso dudas que pueda surgir sobre el proceso. Estos mensajes, deben de ser personalizados para que los candidatos se sientan una parte importante y que la persona que está al otro lado ha invertido un tiempo para comunicarse personalmente. También es interesante facilitarle al candidato un modo de contacto directo para cualquier pregunta o duda que pueda surgir.

A la hora de concertar una entrevista, los reclutadores debemos ser flexibles y mostrar disponibilidad en cuanto a tiempo y lugar. Además, con las nuevas tecnologías, nos permite ser más adaptables y poder llegar a un mayor número de personas incluso cuando no se encuentran en la misma ciudad, facilitando la participación en el proceso aunque no puedan estar de manera presencial.
En el transcurso de la entrevista, el reclutador debe mostrar que antes, se ha estudiado el perfil y las preguntas que se realizan son personalizadas en relación a la información que pone en su curriculum. Es importante agradecer, y más en esta fase, el tiempo, disponibilidad, interés y esfuerzo por su participación en el proceso de selección.
Cuando la empresa toma una decisión, es fundamental de informar tanto a la persona que se quiere contratar como aquellos que finalmente no ha sido seleccionados, porque como hemos comentado anteriormente, la experiencia que hayan tenido por el trato recibido a lo largo de todo el proceso, la transmitirán en su entorno e incluso pueden publicar para que todo el mundo pueda tener esta información y todo ello ayudará a la potenciación de la empresa como marca empleadora o employer branding.
Pero para la persona seleccionada, la experiencia continua porque los días antes a su incorporación y los primeros días en la empresa son fundamentales. Este proceso de acogida se denomina onboarding y es una estrategia muy importante para que la persona recién llegada se sienta arropada en esos primeros días hasta que va conociendo la organización. Para ello, esta primera etapa en la empresa, debe planificarse y adaptarse en función de la nueva persona y el puesto que va a ocupar, aportándole formación y presentando a los compañeros con los que va a interactuar en su día a día.
Para esta fase de onboarding, es recomendable que haya una persona como mentor que le guíe, le transmita la cultura y valores de la organización, le detalle aspectos como donde está la zona de comida, café y le cuente procedimientos o normas del día a día para que sea más fácil su adaptación al puesto e integración en la empresa.

Tecnicismos en RRHH: EMPLOYEE EXPERIENCE

 

 ¿Qué beneficios tiene?

Aunque los hemos ido comentando a lo largo del post. El beneficio fundamental de la experiencia al candidato es generar una buena imagen de la empresa como marca empleadora en la sociedad y en particular de aquellas personas potencialmente interesantes para trabajar en la Organización, es decir atraer, captar y posteriormente retener el talento.

La experiencia al candidato se trabaja con la imagen que la empresa proyecta a través de los diferentes medios y redes. Y cuando realizamos un proceso de selección, incluso antes de publicar la oferta. Por ello es importante cuidarlo para mejorar nuestra employer branding.

Para el reclutador, es indispensable invertir parte de su tiempo en informar personalmente a los candidatos, bien sea de manera escrita o hablada. Que no se sienta abandonados y desatendidos a lo largo del proceso; las personas que hayan participado lo agradecerán.
Hay que lograr que en la entrevista, las personas se sientan cómodas y agradecerles su disponibilidad y tiempo para reunirse con el reclutador, de esta forma, tendrán una impresión más positiva sobre el puesto y la Organización.
Planificar la acogida de la persona seleccionada ayudará que su onboarding sea más rápido, se ajuste mejor al puesto y se involucre en mayor medida con el proyecto de la empresa.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + siete =