Seleccionar página

Transforma tu cultura organizacional en una cultura del bienestar

CULTURA DEL BIENESTAR. Porqué implantarlo en la empresa y cómo hacerlo

Qué es el bienestar y qué es la cultura organizacional, son hoy dos conceptos que se entremezclan. ! Y quién no ha oído hablar de ellos!

Vamos a ir por partes y a explicar qué es la cultura organizacional  y qué es el bienestar.

Cultura organizacional es el alma de la organización que todas las personas de la compañía comparten, dicho de forma sencilla son los valores, las creencias compartidas,  que emanan de la empresa. Es la personalidad de la empresa.

 Y para nosotros la cultura del bienestar es un valor más de la cultura de empresa, en este caso, se entiende que en la cultura de una empresa que apuesta por el bienestar, se apostará por la salud, vista desde un punto integral, de sus empleados. Es decir potenciará los hábitos saludables de sus empleados a través de medidas que ponga a su servicio. Y estos hábitos pueden ser desde el punto de vista físico, emocional, psicológico,  alimenticio, de descanso y en muchos casos también se están introduciendo conceptos de salud financiera.

Una cultura del bienestar o el wellness va a ser imprescindible para que el talento joven elija o no elija trabajar en una determinada compañía. Así que son hábitos, que al igual que paso en su momento con el reciclaje, hay que introducir poco a poco en las empresas quizá como parte o esencia de la cultura o simplemente como medidas de salario en especie, pero en definitiva, sea cuál sea la fórmula que cada empresa le quiera dar, hay que incluirla en nuestra cultura de empresa.

¿Cómo implantamos la cultura del bienestar?

El cómo implantamos está cultura va a depender mucho de si lo hacemos concienciados de verdad y lo metemos en nuestro ADN, o lo hacemos como medidas de salario emocional, en especie o diferenciación para atraer y retener talento. De cualquier forma hay algunos aspectos que si o sí se deben tener en cuenta:

El objetivo es conseguir comportamientos saludables en la mayor parte de  las aéreas de la vida, si lo conseguimos, además de un beneficio personal para el trabajador, hay muchos beneficios para la empresa, y no solo evitando índices de rotación, de absentismo, etc…sino también en aumento de compromiso y felicidad y eso siempre repercute en unos mejores resultados.

  • Es necesario tener un programa como tal de bienestar y salud, si no hay programa, implantaremos algunas medidas pero sin una coherencia ni sentido concreto, hay que dotar al programa de un plan. No hace falta que de inicio sea algo super ambicioso, pero sí debemos tener clara la meta a la que queremos llegar.
  • Debemos tener en cuenta que hay que gestionar este plan a través de alguna herramienta que nos permita estar conectados a empresa y a empleados y que podamos medir el impacto que esta medida está teniendo.

¿Qué cosas podemos implantar para alcanzar la cultura del bienestar pero no tenemos demasiados recursos?

Teniendo claro el por qué lo hacemos, el plan y la herramienta con la vamos a medir y a trabajar, os recomendamos por donde empezar:

1- Salud Física: Aquí podemos englobar desde participar en jornadas deportivas (propias de empresa o ajenas que organizan otras empresas/entidades), llegar a acuerdos con gimnasios o poner un gimnasio propio en la organización, seguros de salud, tener acceso a profesionales de la salud como; nutricionistas, masajistas, entrenadores personales, etc….hay empresas que con recursos llevan a sus empleados servicios de peluquería, de uñas, en definitiva de cuidado de imagen personal. Servicio de comedor, fruta en la empresa, etc….

2- Salud mental y emocional: Servicio de coach, psicólogos, sensibilización jornadas emocionales, mindfulness, yoga, puesta a disposición de lecturas y videos que nos pueden ayudar en este sentido.

3- Gestiones administrativas/asesoramiento financiero:  Hay empresas que llegan a determinados acuerdos con sus proveedores de la parte más administrativa (gestorías, abogados) para que puedan facilitar al empleado ciertos trámites de la vida diaria que son un poco farragosos: tramitar bajas maternales/paternales, determinadas ayudas fiscales, sociales o del tipo que sea…., asesoramiento financiero para saber negociar con bancos, prestamos, compras o ventas, etc…

4- Básicos para fomentar el bienestar de los empleados: flexibilidad y conciliación, formación continua, reconocimiento personal y profesional.

En resumen la cultura del bienestar no es una moda, es un estilo de vida, un aspecto que debemos incorporar dentro de nuestra cultura de empresa.

 

Y vosotros ¿Qué estáis haciendo en este sentido?