Seguro que estamos de acuerdo en que el liderazgo es la competencia, probablemente la más importante para gestionar personas; pero hablamos tanto del tema y nos llega tanta información que acabamos montándonos un lío…
Soy Irene Lozano, consultora de RH de Ayanet, haz click en el enlace y te contaré desde una perspectiva empresarial moderna lo más importante al respecto.

Hola, ¿qué tal? Soy Irene Lozano, consultora de recursos humanos de ayanet. Os voy a hablar de liderazgo desde una perspectiva empresarial moderna.

¿QUÉ ES EL LIDERAZGO?

Consiste en tener la capacidad de influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado, logrando que el trabajo se lleve a cabo con entusiasmo y se enfoque en el logro de metas y objetivos.
El liderazgo, en el ámbito empresarial, es un conjunto de habilidades de una persona, para dirigir, influenciar y tomar decisiones en una empresa, ayudando a cumplir los objetivos de esta.
El liderazgo es la habilidad directiva por excelencia
Liderazgo y gestión muchas veces se confunden, aunque los dos términos se relacionan, en su metodología sus acciones son muy diferentes. El concepto de liderazgo es más amplio que el de gestión o management …

COMPETENCIAS DEL LÍDER

Entre las muchas competencias que debería de tener un líder, considero que las más importantes son estrategia, visión de futuro, apertura al cambio e iniciativa. Lógicamente debe estar alineado con los objetivos de su Empresa, compartir su cultura, su visión y ser un referente para su equipo; ser inspirador, un líder coach, un agente habilitador. La mejor prueba de que ejerce bien su liderazgo, es que ante las circunstancias difíciles cuenta con el apoyo inequívoco de su equipo.
Tiene la capacidad de tomar decisiones acertadas y oportunas para dirigir un grupo de trabajo e inspirarlo a alcanzar una meta común; es una persona capaz de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar para lograr los objetivos de negocio de un área o una Compañía.

TIPOS DE LIDERAZGO EMPRESARIAL

1. Liderazgo orientado a la tarea
Los líderes que se encuentran orientados en la tarea, focalizan su trabajo en el cumplimiento de los hitos de los proyectos. Estos líderes son muy buenos para planificar el trabajo, distribuirlo y supervisar los resultados. Como aspecto negativo, pueden ser autoritarios y no pensar mucho en las personas, teniendo dificultades para motivar y retener a los colaboradores.

2. Liderazgo orientado a las personas
Es un opuesto al liderazgo orientado a la tarea. Con el liderazgo orientado a las personas, los líderes tienen un estilo participativo, se esfuerzan por hacer de soporte y desarrollar los equipos, empoderan al equipo y fomentan la creatividad.
Mediante coaching, sacan lo mejor de cada profesional, saben cómo potenciarlo, se preocupan por la formación y de esta manera, aumenta la productividad, el rendimiento de los equipos.
Al contrario que en el liderazgo enfocado a la tarea, puede centrarse tanto en las personas que se olvide de los objetivos organizacionales.

En función de la mayor orientación a las personas o a la tarea, de forma gradual, se van estableciendo diferentes tipos de liderazgo. Además, a la hora de llevarlo a la práctica la gran mayoría de líderes se usan tanto el liderazgo orientado a la tarea como el liderazgo orientado a las personas. De hecho, lo ideal es ser capaz de adaptar los estilos de liderazgo a las circunstancias.

3. Autoritario/democrático
Un estilo más autoritario o más democrático depende de la persona que ejerce el liderazgo pero también del momento, de las circunstancias: un estilo más directivo suele ser eficaz para situaciones de crisis, en las que es preciso que una persona tome las decisiones de forma rápida, también puede ser la forma más apropiada con personas problemáticas/desmotivadas a las que les cuesta trabajar…

Un estilo más democrático es positivo para involucrar a todas las personas en la toma de decisiones, que sean corresponsables, pero lógicamente no funciona si no puede hacer debate o flexibilidad respecto a las decisiones tomadas.

Como vemos, cada uno de estos estilos de liderazgo están representados por métodos específicos que son aplicables en ciertas situaciones, por lo que un/a líder no debe ceñirse solo a uno de estos estilos. La clave está en la capacidad de adaptarse a todos ellos según convenga, bien por la situación o bien por las características de personas que componen el equipo.

CONCLUSIÓN
Lo que hasta hace poco se creía una labor exclusiva de directivos y gerentes o mandos intermedios jefes de equipo, de turno, supervisores… se ha ido modificando al mismo ritmo que los modelos de estructuras empresariales.
Si cambian los sistemas, deben cambiar los referentes. El modelo de liderazgo unitario, independiente del estilo, ha demostrado ser eficiente en algunos casos, pero cada vez demuestra más limitaciones.

El tema del liderazgo es muy amplio y si necesitas más información, en Ayanet podemos ayudarte. Llevamos años impartiendo formación en el desarrollo de habilidades de liderazgo en todas sus vertientes, mediante programas específicos en función de las necesidades y características de cada Organización. Ponte en contacto con nosotros y diseñaremos un plan a medida para tu empresa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =