Seleccionar página

EXPERIENCIA EMPLEADO: ¿UNA MODA MÁS DEL ÁREA DE PERSONAS?

¿Qué entendemos como experiencia empleado o el employee experiencie?

Es lo que una persona percibe, experimenta, vive y siente desde el primer contacto que tiene con una empresa y durante todo el tiempo que permanece en ella. Y yo añadiría, hasta cuando ya no está, pero sigue recordando y sintiendo un gran cariño por esa empresa cada vez que oye hablar de ella o piensa en ella.
Para mí la experiencia empleado forma parte de ese nuevo enfoque del bienestar del empleado que tan de moda se ha puesto en pandemia, y comienza desde una noticia que leemos de una organización, una oferta de empleo que vemos, el proceso de selección en el que participamos…ahí comienza y la realidad es que a estos aspectos quizá no le damos la importancia que tienen.

¿Qué piensan los gerentes de PYME de la experiencia empleado? Os pongo un ejemplo:

El otro día estaba en una comida con un empresario al que le van muy bien las cosas y que ciertamente parecía una persona inteligente y muy trabajadora. Me contaba algunos problemas que tenía en la retención de personas y algunas ideas que se le habían ocurrido para resolverlos.
Hubo una frase que me llamo la atención y que la repitió varias veces “es que yo soy de pueblo ¿sabes? Y no entiendo que haya que hacer tanta tontería para que la gente tenga que estar contenta, les pagamos bien, tenemos proyectos chulos…si tuviesen que recoger patatas en el campo seguro que no tenían tantos pajaritos en la cabeza”.
Pongo este ejemplo que es del otro día, pero este tipo de comentarios los he escuchado muchas veces y seguro que a ti, se te ha pasado por la cabeza en algún momento, hasta yo lo he pensado en cierto modo cuando he tenido algún problema en la gestión de mis equipos. No obstante, siempre me repito lo mismo: Estamos todo el día pensando como satisfacer al cliente, cómo hacer que su experiencia de compra o de consumo de un servicio sea mejor, y sin embargo ¿de las personas que dan ese servicio, no hay que preocuparse? Todo lo contrario, es de los primeros de los que nos tenemos que preocupar

Si cuidamos de nuestros empleados ellos cuidarán de nuestros clientes. No lo olvides, no es una moda, es la clave de la retención del equipo que tienes.

Factores de la experiencia empleado

Dicen los expertos que la experiencia empleado la definen 3 factores ambientales:

  • La ambiente cultural: El conjunto de experiencias, hábitos, costumbres, creencias y valores que el conjunto de las personas de una organización imprime en tu empresa.
  • El espacio físico: Todo aquello que podemos tocar, ver, oler, oír o saborear de nuestra empresa. Nuestro escritorio, nuestra silla, la temperatura y otras muchas cosas que influyen en el bienestar. Un gran reto extrapolar esto al teletrabajo.
  • El espacio tecnológico: Hace referencia a la tecnología y las herramientas que hoy en día necesitamos para llevar a cabo nuestro trabajo. Da igual la empresa o el rol que tengas, todos necesitamos tecnología para desempeñar nuestro trabajo y cuánto mejor sea, más se marca la diferencia. En esto de la experiencia empleado hay tecnología que nos puede ayudar a crear ese viaje del que luego hablaremos. Os ponemos una solución que a nosotros nos gusta mucho. Factorial.

¿Cómo diseño una experiencia empleado sencilla y efectiva?

  • Lo primero tienes que definir ese “viaje empleado”, ¿cuál es? Y para eso debes conocer a tu persona empleado (motivaciones, intereses, personalidad…) y su experiencia: Personalizar es la clave, pero no siempre es posible.
  • Lo segundo, define cuál es tu propuesta de valor, qué tipo de experiencia quieres transmitir: aquí entrar temas acerca de cómo quiero remunerar, qué beneficios quiero dar, qué formas de trabajo quiero implantar, etc.
  • Lo tercero hay que crear etapas de ese viaje: ¿cómo?

Implementa: empieza por una prueba piloto (solo un departamento) y asigna responsables.
Analiza y mide durante un tiempo el impacto de esas acciones y debe estar en continua evolución y mejora.

¿Cómo creamos ese viaje (experiencia empleado) del empleado?  

Antes de que un empleado entre en la empresa. Employer Branding:

A lo que llamamos Employer Branding:  Web, blogs, redes sociales, anuncios, ofertas de empleo publicadas, ferias, recomendaciones de tus empleados, etc. y aquí entra en escena nuestro proceso de selección.
Seamos transparentes con lo que somos y dejemos que se vea. Yo siempre sigo que cuando las empresas ocultan algo es porque no se sienten orgullosos de cómo lo están haciendo. Os dejo ideas:

  • Tienes que dedicar un espacio en tu web para el empleo. Tienes que mostrar la cultura de empresa, los beneficios, ¡Si hay testimonios de empleados mejor!
  • Utiliza las redes sociales para mostrar al mundo como trabajáis.
  • Se claro en las ofertas de trabajo, cuanto mas detalladas y sinceras mejor. Y por supuesto, que sea fácil el proceso de inscripción.
  • Es imprescindible informar de los timings aproximados del proceso de selección.
  • Hay que intentar ser agiles y rápidos con los procesos de selección así como explicar el funcionamiento de las entrevistas.
  • Realiza encuestas a los candidatos sobre la experiencia vivida durante el proceso y entrevistas.
  • En la medida que sea posible informa sobre salarios y beneficios.
  • Mantén al candidato informado en cada fase del proceso, incluido cuando se cubre la posición y se cierra el proceso.
  • Transmite tu felicidad y compromiso a la hora de comunicárselo a tu nuevo empleado.
  • A los candidatos que no han sido elegidos trasmíteles personalmente la decisión, y en la medida que sea posible las razones, esto les ayudara a entender la decisión.

Mientras un empleado está en la empresa

Cuando contamos con un nuevo miembro en nuestra empresa se debe hacer un proceso de acompañamiento u On Boarding, que debe durar más o menos 90 días. Es importante la primera semana, el primer mes y el seguimiento hasta dar por terminado el On-boarding en esos 3 primeros meses.
Ideas que podemos hacer para el on-boarding:

  • Reservar el primer día para desayunar juntos y comer con el equipo.
  • Tener una reunión para contarle en profundidad la historia, cultura, valores y objetivos de la empresa. Preparar además un manual de acogida ya sea en papel o video o bien regalar algún libro con el que la empresa se sienta identificado.
  • Presentarle a todos sus compañeros y enseñarle las instalaciones.
  • Tener preparado su lugar de trabajo, equipos y recursos.
  • Organizar una reunión con el CEO y otra con el equipo.
  • Definir su responsabilidades y funciones y si se tiene la definición de puestos.
  • Enseñar la metodología de trabajo, la herramientas y softwares de las que dispone, el organigrama, los objetivos.
  • Reunión con RRHH para comentar los beneficios disponibles para empleados y planes de formación.
  • Indicarle con quien tiene que contactar según la necesidad que tenga.
  • Asignar a un mentor para el tiempo que dure el on boarding.
  • Establecer semanalmente una reunión de seguimiento.

La tendencia actual es utilizar un software de RRHH  que recoja la mayoría de las propuestas que hemos planteado aquí. Pero si no se tiene, aun que nos lleve mas tiempo es importante organizar y realizar todo lo mencionado.

¿Cómo defino la propuesta de valor para la experiencia empleado?

Como comentaba antes, esto es todo lo relacionado acerca de cómo quiero remunerar, qué beneficios quiero dar, qué formas de trabajo quiero implantar, etc.
Es importante tener un plan de formación general pero también un plan de formación para cada persona. Esto debe derivar de las evaluaciones de desarrollo que hagamos anualmente y de las entrevistas de feedback.
También hay que pensar en planes de desempeño, crecimiento y fidelización, rendimiento, comunicación y feedback que cómo empleado recibo. Los empleados y las generaciones de hoy en día quieren tener voz y voto, sentirse parte activa de las empresas. Poder trabajar y trazar su propio plan de desarrollo dentro de la organización. Son imprescindibles los planes de carrera, que no siempre deben ser piramidales.
No hay que olvidarse de la salida, una buena salida también es parte de la experiencia empleado dentro de nuestra empresa.  Cómo queremos despedir (lo hace solo HR, lo hace el responsable, tendemos a cumplir la normativa a rajatabla o somos de los que queremos dar algo más, etc.).
También tenemos que preguntarnos de cómo queremos que nuestra gente se desvincule, debemos tenerlo planificado. Además de poder entrevistarnos y tener un protocolo de salida para recabar información.

 
Para terminar, nos centraremos en las ventajas que ofrece cuidar la experiencia de empleado a la organización:

  • Si cuidas de tu equipo ellos cuidarán de tus clientes y de tus proveedores.
  • Aumentarás su bienestar emocional motivación y compromiso: y por ende su productividad.
  • Incrementaras el nivel de satisfacción del empleado en su día a día.
  • Lograrás más fidelización de talento, menos rotación y menor absentismo; y mayor captación de la atención de buenos profesionales: (sobre todo si trabajas el empleoyer branding).
  • Perdura en el tiempo a diferencia de otras acciones.