Seleccionar página

¿Cambiarías tu puesto de trabajo actual?

Seguro que en algún momento de tu vida te has quejado de tu puesto de trabajo y de las condiciones que este ofrecía pensando que habría otro mejor.

Si pudieras elegir el puesto de trabajo ideal, ¿Cómo lo definirías? ¿Qué condiciones establecerías como primordiales?

La Guía del Mercado Laboral afirma que el 54% de los trabajadores no se sienten motivados en su puesto de trabajo actual, por lo que aumenta la probabilidad de que comiencen a llevar a cabo una búsqueda activa de empleo. En esta situación influyen en gran medida las condiciones que se les ofrecen a los trabajadores.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES MEJOR VALORADOS EN EL ÁMBITO LABORAL?

En España, los factores mejor valorados en el ámbito laboral son:

  • Buen ambiente de trabajo: dónde se mantenga una buena relación tanto con los compañeros como con las figuras superiores.
  • Aprendizaje y formación continua dentro de la empresa: lo que les permita seguir creciendo y desarrollándose profesionalmente.
  • Flexibilidad horaria: otorga la posibilidad de adaptarse y organizarse de manera autónoma durante su jornada laboral permitiendo un desempeño más exitoso.
  • Conciliación con la vida familiar y laboral: ofrece la posibilidad de ejercer sus funciones laborales de manera plena al mismo tiempo que ejercer su derecho fundamental del cuidado de su familia, disfrute del tiempo libre…
  • Teletrabajo: la posibilidad de poder trabajar desde casa es una de las condiciones que mayor auge ha conseguido tras la pandemia, llegando a ser un factor clave y determinante en la aceptación de ofertas de empleo.

Estas son algunas de las condiciones que, si no son otorgadas, pueden desencadenar en los trabajadores un estado de insatisfacción laboral.

Cuando un empleado no se siente satisfecho con su puesto de trabajo desarrolla un estado de desmotivación y falta de interés por las tareas a realizar, lo que supone un incumplimiento de las funciones habituales.

¿QUÉ CONSECUENCIAS DEL DESENCANTO LABORAL?

  • Malestar en la empresa: las personas que no se encuentran satisfechas en su puesto de trabajo adquieren una actitud negativa y desmotivada que, además de influir en su propio desempeño, pueden contagiar este descontento al resto de sus compañeros.
  • Estrés laboral: el hecho de que los trabajadores no se encuentren a gusto en su puesto de trabajo afecta a la salud emocional de estos, pudiendo desencadenar la situación en ansiedad, estrés y en los casos límites provocar depresión.
  • Baja productividad: la satisfacción laboral se encuentra asociada a la productividad, por lo que si un trabajador no se encuentra satisfecho llevará a cabo un rendimiento menor influyendo de manera negativa en el crecimiento de la organización.
  • Rotación de plantilla: consiste en cualquier movimiento llevado a cabo por los trabajadores incluyendo las salidas y entradas de éstos dentro de la organización. Es la solución que más se toma en estos casos debido a la incapacidad de cambio de la situación.

 

¿Cómo evitar esta fuga de talento por parte de las empresas?

La situación tan extrema de pandemia vivida en todo el mundo ha llevado a que muchas personas se replanteen sus prioridades y condiciones básicas que esperan recibir de sus trabajos.

Debido a que son muchas las personas que actualmente están considerando activamente el hecho de cambiarse de empleo, las empresas son las encargadas de frenar esa “fuga de talento” incentivando a sus trabajadores con medidas, como un mayor desarrollo personal y profesional. En este aspecto, podemos destacar que los jóvenes de hoy en día son mucho menos reticentes a la hora de cambiar de empleo, están mucho más dispuesto a asumir riesgos y a experimentar nuevas oportunidades.

Mantener siempre motivados a los trabajadores es imprescindible para un buen ambiente en el entorno de trabajo consiguiendo así el beneficio tanto de trabajadores como de altos cargos, persiguiendo siempre el bienestar de la organización.