1. Llegar puntual a la entrevista
Jamás llegues tarde a la entrevista de trabajo. Es un aspecto que los reclutadores penalizan porque podría reflejar falta de puntualidad en tu trabajo si te contrataran. Calcula bien el trayecto, ten en cuenta posibles imprevistos y a ser posible llega 5 minutos antes de la hora prevista para la entrevista.

2.  Infórmate sobre la empresa, de quién  te va a entrevistar, quiénes son, a qué se dedican, qué puesto ofrecen y qué podemos ofrecer nosotros al sector donde la empresa se mueve.
El reclutador quiere saber si realmente estás interesado en la compañía. Es probable que una de sus preguntas durante la entrevista sea qué sabes sobre la empresa y por qué estás interesado en este cargo. No cometas el error de llegar a la entrevista desinformado. Investiga la compañía y lee sus últimas novedades antes de acudir a la entrevista.

3. Repasa bien tu CV
Repasa bien tu currículum vítae antes de la entrevista y memoriza las fechas si detectas que has olvidado alguna. El reclutador te preguntará sobre tu trayectoria y tienes que estar preparado para responder con agilidad. Si olvidas alguna fecha causarás mala impresión y generarás dudas en el reclutador. Tan importante como conocer la empresa, es conocerte a ti mismo. Ten bien fresquitos los datos que has puesto en tu currículo, pues pueden preguntarte por tus experiencias laborales pasadas. Si dudas sobre los datos que has presentado por escrito, puedes parecer un mentiroso. Por cierto, no olvides llevar otra copia de tu currículo. Aunque la otra persona se supone ya lo tendrá, no está de más que vea que eres alguien previsor.

4. Vestimenta
Elegancia pero sencillez. No vayas vestido de fiesta, pero tampoco abandonado, porque una buena presencia física da una muy buena sensación. Y las mujeres, cuidado con el maquillaje. Vuestra cara no es un lienzo que puede ser pintada exageradamente. Sé discreta y elegante con el maquillaje. Tatuajes, piercings… es mejor esconderlos de un inicio. Con el tiempo, si la empresa lo permite, ya podrás sacarlos a relucir, pero en principio, mejor escóndelos.

5. Da la mano de forma enérgica pero sin forzar demasiado.
Cuando saludes al entrevistado, tanto si es hombre como si es mujer, debes saludar con la mano. Firmemente y mirando de frente. Nunca des besos ni abrazos, esos son para tus amigos. Tanto en tu saludo como en el resto de la entrevista, debes mirar de frente, y ser natural. No seas exagerado en gestos, movimientos… Y cuida mucho la higiene postural al sentarte. ¡No te tires en la silla!
6. Prepárate las posibles preguntas que sabes que si o si te van hacer. Esto lo veremos con calma en otro programa.
7. Sé natural, es normal que estés nervioso pero no dejes que ello te superé.

Os dejamos el video en el que hablamos del tema

1 comentario
  1. Mia - Entrevista de trabajo
    Mia - Entrevista de trabajo Dice:

    Mil gracias, me parece que el blog es bastante bueno, quiero
    comentar, que la entrevista laboral sigue siendo uno de los elementos más importantes en la selección de personal, muchas
    empresas eligen a sus nuevos colaboradores a través la entrevista.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 9 =