Piensos medicamentosos ¡SI! Pero digitalizados

Según define la normativa tanto nacional como europea, entendemos como pienso medicamentoso a toda mezcla de premezcla/as medicamentosas y de pienso preparada previamente a su comercialización, y destinada a ser administrada a los animales sin transformación, en razón de las propiedades curativas, preventivas o de otras propiedades de las premezclas.
Como llevamos oyendo desde hace más de 3 años, la Comisión Europea ha estado estudiando una propuesta de normativa sobre piensos medicamentosos con el fin de modernizar la normativa aplicable en la actualidad. Con esta normativa pretende apoyar los avances técnicos alcanzados en los últimos años, controlar la problemática actual de resistencias microbianas y armonizar esta legislación a los requisitos de fabricación, de almacenamiento y de comercialización
Recordamos que la normativa europea aplicable a los piensos medicamentosos es la Directiva 90/167/CEE publicada el 26 de marzo de 1990, es decir, hace casi 28 años y que en el 2009, España transpuso a través del Real Decreto 1409/2009.
¿En qué línea se ha estado trabajado en la nueva propuesta de normativa?
• Regular que los piensos medicamentosos sólo puedan ser fabricados con medicamentos veterinarios autorizados específicamente y por fabricantes autorizados
• Luchar contra las resistencias de las bacterias a los fármacos a través de una prohibición de uso del pienso medicamentoso de modo preventivo.
• Establecer límites específicos de contaminación cruzada (transferencia de un pienso a otro) para antibióticos y para sustancias activas.
• Asegurar una correcta recogida de piensos medicamentosos no utilizados o caducados.
Paralelamente a esta revisión de normativa por parte de la Comisión Europea, muchas han sido las noticias y foros donde se ha cuestionado el uso correcto o no de los piensos medicamentosos en los animales de granja. Noticias que se han hecho “eco” de datos publicados por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y que, sitúan a España como el país de la Unión Europea donde más antibióticos veterinarios se venden.
Muchas de estas noticias escritas sin base científica alertan al consumidor y comparan datos tanto del consumo de antibióticos como de la industria cárnica española con otras industrias como la Alemana, sin profundizar en los diferentes modelos productivos entre países europeos.
Con el fin de dar una información veraz tanto a la Administración que nos representa en la Comisión Europea, como a los consumidores, se creó la Alianza para la Defensa del Modelo Productivo Español formada por todas las organizaciones relacionadas con la fabricación y uso de piensos medicamentosos. El objetivo de este grupo es defender nuestro modelo productivo, demostrando con datos que éste es un sistema sostenible, donde los piensos medicamentosos se usan de una manera segura y cumpliendo con la ley.

La mayor preocupación de un consumidor de a pie es pensar que, por el hecho de ingerir carne de un animal que ha sido medicado puede llegar a generar determinadas resistencias a los antibióticos. ¿Creemos realmente que esto puedo pasar? ¿O nos dejamos llevar por las noticias que leemos en los medios?
Es curioso ver como continuamente estamos confundiendo al consumidor a través de los medios. Por un lado, evocamos el modelo productivo de nuestros antepasados incluso llegando a decir que antes los productos ganaderos eran más “sabrosos”, pero por otro los consumidores de manera indirecta aclaman un control total en los sistemas de producción, petición totalmente correcta y adecuada a los tiempos en los que vivimos.
Con ese fin, desde la Administración española también se ha desarrollado un Plan Nacional frente a la resistencia a los Antibióticos; plan que destaca la necesidad de tecnificar la recopilación de datos de consumo de medicamentos a través de la receta electrónica que ya comentamos en nuestro anterior post. Asimismo, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente estudia normativas que ayuden a recopilar información concreta y exhaustiva de consumo real de antibióticos veterinarios, obligando a los veterinarios a transmitir electrónicamente determinados datos de la prescripción de antibióticos.
Dejando las diferentes opiniones a parte, podemos afirmar sin duda que el desarrollo digital en las fábricas de piensos y en explotaciones ganaderas cada vez es más necesario. El futuro, no sólo en la fabricación de piensos medicamentosos sino en muchos aspectos de nuestro sector, nos va a obligar a tener en nuestras empresas un buen diseño de software que nos asegure y facilite el cumplimiento de la normativa que posiblemente será de aplicación en los próximos años.

Inés Alonso Arrese

Ingeniero Agrónomo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *